Poemas, Fotografía, Pintura, Música, Sugerencias de lectura

jueves, 26 de mayo de 2011

¿Por qué no se habla de Islandia?

Islandia rompe el naipe


FUENTE: http://www.enriquesantiago.es/

11 Abril 2011 – 15:46

Por Javier Solis.



Dos decisiones políticas han tomado los islandeses en estos últimos doce meses:

1. El presidente de la república se negó a firmar el decreto propuesto por el primer ministro, que obligaba al gobierno a pagar la deuda de un banco nacional a los inversionistas británicos y holandeses en ese banco. Éste había quebrado víctima de las especulaciones financieras patrocinadas por el sistema financiero internacional. En vez de firmar, el presidente convocó a un referéndum - como el del TLC-. Los ciudadanos votaron casi unánimemente que no se debía la pagar esa deuda. También votaron abrumadoramente a favor de la creación de una asamblea que cambie las reglas de la vida política.
Quitaron al gobierno y dejaron sin trabajo a los diputados. Más aún, obligó al nuevo gobierno a mandar a la cárcel a los banqueros. Hasta ahora es el único país que lo ha hecho.

2. También hicieron aprobar una ley moderna de información y comunicación que protege las fuentes informativas y da garantías a quien publique los secretos políticos de las mujeres y los hombres públicos. Cero secretos. Con secretos no hay democracia.
La actividad industrial y económica en general se está recuperando en Estados Unidos y en Europa a base de bajar salarios y mantener alto el desempleo. Es decir, son los asalariados los que pagan los platos rotos. Los bancos, responsables de la crisis, siguen ganando y han puesto de rodillas a países tan amantes del trabajo como el español y el griego. Seguirán otros: italianos, portugueses, franceses y todos los miserables de Europa del este, engañados como nosotros con los espejitos del consumo suntuario y los cantos de sirena de todos vamos a ser como Henry Ford, Nelson Rockefeler, Silvio Berlusconi o Carlos Slim. Todos esos pueblos van comino a la pobreza escandalosa que tenían después de la primera guerra mundial. O a la que nos describió magistralmente Charles Dickens.
Contrasta, por eso, lo que está pasando en Islandia. ¿Podrá Islandia liberarse como país de ese monstruo de siete cabezas, que es el sistema financiero internacional?




ISLANDIA: REVOLUCIÓN SILENCIOSA PERO EFECTIVA



FUENTE: http://porunmundojusto.blogspot.com/

 

En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.
Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis actual.



He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos años:



¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?


Esta es, brevemente, la historia de los hechos:





Año 2008


Se
nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

Año 2009


Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la
dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una
ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

Año 2010


La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum.


En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.


En marzo se celebra el
referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis.
Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una
asamblea para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.

Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.



La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país.



Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.



Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y reescritura de la constitución por los ciudadanos.


¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?


¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas?


¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.


El pueblo islandés ha sabido dar una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.


Y nosostros seguimos quejandonos, pero sin movernos de casita. Asi nos van las cosas.