Poemas, Fotografía, Pintura, Música, Sugerencias de lectura

lunes, 28 de febrero de 2011

Paul Auster




Hablar verdaderamente con alguien es abrazarlo, y en cuanto cruzamos las primeras palabras tuve la sensación de que habíamos empezado a hacer el amor.
El que confía en imbéciles, termina comportándose como un imbécil.
La experiencia del poema no reside en cada una de sus palabras, sino en la interacción de esas palabras, la música, los silencios, las formas.
Un momento después me sentí lleno de dudas, y al instante siguiente empecé a dudar de aquellas dudas.
Estaba ausente incluso estando presente.
Cada hombre contiene varios hombres en su interior, y la mayoría de nosotros saltamos de uno a otro sin saber jamás quienes somos.

(...) Un lenguaje de piedras, ya que sabe que a lo largo de la vida una piedra dará lugar a otra piedra para construir una pared y sabe que todas esas piedras edificarán la abrumadora suma de detalles.

(...) Toda vida es inexplicable me repetía. Por muchos hechos que cuenten; por muchos datos que se muestren, lo esencial se resiste a ser contado.

“Mi visión del mundo la resumo en estas frases: el mundo está en mi cabeza, mi cuerpo está en el mundo.”